Public Enemies (2009)

“Public Enemies” (2009)

public enemies

IMDb

sombreros vengadores

Algunos géneros se renuevan permanentemente, porque apelan a partes de nuestra imaginación que nunca se desvanecen, independientemente del contexto político o del momento ideológico en que uno viva. Esos son los casos de los filmes románticos, de miedo, o mistério. Otros géneros desaparecen y reaparecen, y cada regreso depende, cuanto a mi, de lo que el público pida en ese momento específico. Ese es el caso de los filmes western y de gangsters. Eso pasa, creo, porque ambos los géneros lidan con personajes heróicos (o anti-heróis) extremos. Esos personajes siempre representan algo, normalmente altruísta, normalmente encuadrado por un concepto superior o una moral que ultrapasa la “ley”, y busca lo que realmente interesa. Ahora mismo estamos vivindo algo a que los media llaman de crisis, y que, aparentemente, tiene algo que ver con incompetencia, corrupción, algo que ver con los que tienen alguno (o mucho) poder lo utilizaren para sacar de las personas ciegas, que ahora mismo luchan para mantener lo poco que tienen, mientras los poderosos se lo pasan tranquilos. Esta es la historia que las personas normales aceptan como el resumen de lo que está pasando ahora mismo. Por eso, es altamente deseable hacer un filme sobre un hombre como Dilinger, alguién que, en otros tiempos, de depressión más profunda, fue el herói de las personas infelizes. Una vez más, hoy como en esos días, las personas se sienten insatisfechas, y necesitan luces, que no vengan de las clases superiores desmerecedoras, pero de la porta al lado. Es en ese punto que tenemos tipos retratados como heróis, y policías como los malos. Hace 20 años, Untouchables apresentabam una visión bastante diferente. El cine refleja la vida, sin ser vida.

Pero hay más en esta película que la simples pertinencia de su historia. Michael Mann es un director interesante, uno que realmente sabe como crear canales con los cuales uno pueda mirar a los mundos que él propone. Él construye sus filmes no sobre los dispositivos narrativos, que son lineales y normalmente predizibles. Al invés él hace una mezcla interesante de personajes, construyendo un ambiente con ellos. En sus filmes los personajes no existen como pedazos del mundo que los contiene. Al invés, ellos crean el tono de ese mundo. Ellos no existen en un mundo, el mundo existe en ellos. Nosotros, como audiencias, estamos envueltos en ese mundo, como si fueramos capturados por una pelota de nieve, que empiezó rolando mucho antes que yo la mirara. Para esto, Mann utiliza el encuadramiento cuidado de los detalles, el distanciamento de los establishing shots, que existen pero no definen el ambiente. Por eso tenemos los detalles de los espejos de los coches, reflejos, y sombreros cuidadosamente fotografiados. Tenemos eso porque John Dilinger nos dice que es allí que vamos a vivir.

Dos escenas poderosas a notar. Una es cuando Dilinger entra en el departamento de la policía que lo investiga. Claramente suena como un pedazo inventado inserido en una línea narrativa real, y por eso la escena no trae nada en el desarollo narrativo. Pero es un gran trozo de adecuación visual/sonora. La otra escena es la secuencia final, que empieza en el cine y va hasta el final. Dilinger entra, acompañado por dos prostitutas que sabemos que lo estan traicionando. Ellos miran un filme de gangsters, con Clark Gable. De allí en delante, alternamos entre escenas de ese filme, con Depp mirandolo con mirada premonitória, y la policía fuera del teatro, que se prepara para lo coger. Todo esto está encuadrado por la música. Hay un juego de tener el filme de Gable, proyectado sobre los sentimientos de Dilinger en ese momento, y hay la policía, liderada por lo personaje de Bale, proyectado sobre nosotros, espectadores, que miramos Dilinger sabendo lo que le va a pasar, mientras él nos devuelve la mirada, anunciando que también él adivina lo que va acontecer, ya que la película que está mirando le “dice”. Este juego simples de correspondencia, soportada competentemente por la música llena la tensión. Muy bueno. El final, sin música, y la secura directa con que el policía cuenta a la amante de Dilinger que él ha muerto es contrastante y devastadora. Esta secuencia final es preciosa.

Tengo sin embargo una queja importante. Mann filma en HD, y está explorando el médio. Pero porque el HD captura tanto detalle en cada imagen, es más difícil iludir el espectador, cada pequeño fallo en edición, cámara o actores es realzada hasta una proporción enorme con relación al filme o dv. Este filme está lleno de momentos que simplesmente parecen mal editados. Creo que esto solo se nota cuando lo miras en la gran pantalla, asi que el filme probablemente ganará algo con la transición para los formatos caseros. En todo caso, esto distrae.

Mi opinión: 4/5

Este comentario en IMDb

Anuncios

0 Responses to “Public Enemies (2009)”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Destaques

Una de las películas que mas espero; sobre un libro de Saramago, dirigido por Meirelles, con Julianne Moore. Mira Diário de Blindness, mantenido por Meirelles (en portugués)