Demolition Man (1993)

“Demolition Man” (1993)

demolition man

IMDb

Elegia a John Rambo y al Pasajero 57

Este filme es muy gracioso. Muy, muy gracioso, si lo pones en su contexto, y si consideras sus protagonistas.

Esto tiene, claro, un princípio orwelliano. Eso es seductor, en general. Es el juego de imaginar una sociedad en un futuro más o menos distante, donde se vive en una situación extrema muy definida – en verdad el modelo original de Orwell para una sociedad asi era el bastante real regimen soviético. Un amigo me ha alertado para el último nombre del personaje de Bullock, seguramente no una coincidencia. Creo que hay dos formas variables para crear estos mundos. Una es cuando, desde el inizio, tu puedes ver el lado maléfico, y la crueldad y injusticia del mundo imaginado, y esa maldad esta normalmente asociada a un regimen (político/militar) cruel. Esas versiones derivan de 1984 (“V de Vendetta”, por ejemplo). La otra versión es cuando descubres las fragilidades y grandes defectos de un mundo aparentemente positivo, que empieza por seducirte. Este filme es uno de esos. Asi, empiezamos con un mundo perfeccionado, al invés de un dictador tenemos una espécie de demiurgo (que viste como uno, y tiene el nombre de un artista importante, alguién que crea). Descubrir lo que está por detrás de esas “perfecciones” y comprender que un mundo perfecto no es necesariamente un mundo humano es donde esto va. Es predicible, no especialmente bien escrito, pero el mundo es creíble y permite el desarollo de la historia.

Ahora, para mi esto es accesorio. Lo verdaderamente gracioso en el filme es el lugar que ocupa en el contexto de los filmes americanos de acción. Basicamente, este filme y otros del mismo momento, introducen la idea de auto-conciencia en el contexto de la acción. El filme ríese la acción americana de los años 80, y cuenta con Snipes y Stallone para hacerlo. Eso es muy bueno. Asi es como la escrita del filme saca ventaja de la realidad futura donde dos tios del pasado (1 bueno y 1 malo) son descongelados. Asi, en este nuevo mundo, nadie hace idea sobre los métodos del pasado, y hay que explicarlos, asi que lo hacen todo el rato. Esos métodos son bárbaros, atroces para esta nueva sociedad purificada, asi que las viejas figuras de acción son chocantes, y inicialmente repelentes. Considera que esto fue hecho en 1993, los años 80 habían desaparecido, las audiencias estaban cambiando, y ese cliché Rambo estaba cambiando. Esto significa que las personas en esa altura (y ahora) no estaban ya en línea con la acción de los años 80. Asi, Sandra Bullock y los nerds de su futuro son nuestros representantes en el filme. Ellos miran la destrucción material excesiva y inutil de Stallone con los mismos niveles de incrediblidad que las audiencias. Eso es muy bueno. El mismo año, tuvimos el muy desvalorizado “Last action hero”, protagonizado por otro florero de la acción de los años 80. El mismo juego, la misma diversión. Estos filmes fueron importantes en su contexto específico, han cambiado las páginas de un género.

Te acuerdas cuando Richard Crenna hizo broma con su coronel de Rambo en los filmes Hot Shots? Es ese tipo de auto-conciencia de que hablo (pena que Stallone no lo hubiera dejado allí, y ahora vuelva al Rambo).

Hay muchas cosas vulgares en esta película, la verdad, pero mira, no me importa. Me hace reír.

Mi opinión: 4/5

Este comentario en IMDb

Anuncios

0 Responses to “Demolition Man (1993)”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Destaques

Una de las películas que mas espero; sobre un libro de Saramago, dirigido por Meirelles, con Julianne Moore. Mira Diário de Blindness, mantenido por Meirelles (en portugués)